El Taller Bosque Primario nace en 1997 y se integra a una larga tradición de grabadores, impresores, creadores de libros y editores, cuyo origen es tan remoto y primario que podría hablarse de su inicio en la primera huella humana sobre la roca.

A ese registro asombroso y sagrado se integra este joven taller con sus prácticas antiguas, con sus herramientas manuales que son, también, un registro de la imaginación y una continuidad de su historia.

La historia de la imaginación se concentra en los libros, en los grabados, en sus letras iluminadas y en sus fuentes tipográficas; en el cobijo de las tapas y los estuches guardianes de la voz dibujada y escrita.

Un museo vivo de las artes gráficas inspirado en la mirada de los hombres antiguos que trepados en lo alto de las ramas de los árboles, miraron su entorno, y soñaron que podrían volar sobre hojas tejidas con la corteza de su hogar.

 

Cien años de soledad al aguafuerte
Contáctenos